El juego del amor

Al amor le gusta jugar

(a disfrazarse);

hacerse cuestión,

proclamarse duda inexplicable.

Amor busca incendio

como ciego poder ver;

saberse capaz de encender su propia ceniza,

de arrasar ante todo lo que aún le falta por entrever.

Al amor no le gusta pensar todo,

mas piensa que todo lo sabe.

Y ese todo es todo un misterio

que en verdad nada sabe.

Amor busca la mirada del poeta

como naúfrago a su isla;

o, tal vez el poeta la busque,

porque no hay mirada viva que sin él subsista.

El amor implica batalla,

la propia lucha del ser contra el ser,

el convertirse en tu propio héroe,

y vivir con la ironía de haber sido rescatado

por aquello que una vez hizo que te perdieras.

Y es que amor no busca ser piedra

y finalizar insensible el recorrido,

amor se busca a sí mismo y se encuentra,

mientras se pierde por el camino.

Anuncios

3 comentarios en “El juego del amor

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s