Tú no atas; tú desencadenas

Me fui a tu encuentro;

no te encontraba nunca.

Te busqué por la duda,

por la incertidumbre,

pero jamás el misterio

te envolvió con su halo de certeza.

Tú nunca puedes dudar.

Tú buscas el sentido

dentro del sinsentido.

Y entonces me abrazas,

y toda la vida que cabe

en nuestro mundo

(que es mi mundo),

pierde su norte

mientras traza su dirección.

Tú eres ruta insegura,

camino insaciable hacia el querer.

Ese querer querer que altamente

deseo para poder caer,

ese deseo de querer que quieras

quererme ante el temor de no

volver a ascender.

Y es que tú no atas;

tú desencadenas.

A cada paso,

a cada gesto,

un ave vuelve a volar,

un clavo se desclava,

y un otoño vuelve a florecer.

Anuncios

7 comentarios en “Tú no atas; tú desencadenas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s