Reflexiones de camino a casa

(Para la mujer que ahora puedo considerar mi amiga: Ale Torras).

Buscamos a menudo sin querer buscar; a menudo encontramos sin haber siquiera buscado.

¿Qué pasa, o qué no pasa?

Pasa que a veces no pasa la vida; que a veces somos sin ser, o no somos simplemente para serlo.

Pasa que después de morir vivo, decides intentar ver qué tal se vive viviendo, o simplemente intentar no morir en el intento.

La vida nos llama a gritos, y el grito, muchas veces, no llama a la vida.

El grito llama al silencio; un silencio a veces tan callado y otras veces tan ruidoso, que deja paso a la duda.

Ay, la duda, insaciable deseo de poder querer querer y no poder ver; o conocer, o buscar sin encontrar.

O quizá encontrar(se) sin haber sido buscado.

Anuncios

2 comentarios en “Reflexiones de camino a casa

  1. elaguijonescarlata dijo:

    No me gusta la poesía, nunca le he encontrado esa chispa, y tampoco he sido capaz de escribirla nunca. Sin embargo, me gustan tus poemas. Creo que nacen de ti, porque los sientes de verdad. No se hacen pesados y siempre aportan algo de alegría 😊
    Un abrazo y feliz año.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s